Vidrio fijo sin marco

El acristalamiento fijo sin marco completa la estética creada por los perfiles estrechos, ofreciendo mayor luz y el menor marco posible. El ahorro de material es otro beneficio de esta forma constructiva. El vidrio se apoya en la parte inferior en un perfil que posee rotura de puente térmico. En la corredera elevadora puede colocarse un frente de aluminio que proteja al conjunto frente a la intemperie.

Beneficios para los fabricantes

  • La corredera elevadora se convierte en un elemento de diseño
  • Montaje directo sobre el umbral de vitrorresina
  • Sin necesidad de fabricar una segunda hoja
  • Montaje rápido y sencillo
  • Junquillo de aluminio exterior para reparación de vidrio: el frente de aluminio y el muro circundante no se ven afectados al cambiar el vidrio

 Usos para el usuario final

  • Mayor entrada de luz gracias a la mayor superficie de vidrio
  • Mejor valor U gracias a la menor sección de madera y mayor vidrio