Zum Inhalt Zum Inhaltsverzeichnis Zur Hautpnavigation
¿Nos sentimos realmente seguros en nuestro hogar?

¿Nos sentimos realmente seguros en nuestro hogar?

El delito más temido en la actualidad, con el 60% de los españoles certificándolo, es el robo de viviendas. En 8 de cada 10 casos, los ladrones entran en la casa forzando una ventana o una puerta de balcón o terraza. ¿Cómo evitarlo? Elija Guardian Angel, seguridad certificada. Guardian Angel es la ventana creada con el objetivo de resistir lo suficiente para desanimar a los malos, probada y compatible con la norma EN 1627-30. Olvídese de las preocupaciones, elija la serenidad: ¡su vida cambiará a mejor!

La fuerza de Guardian Angel

La fuerza de Guardian Angel

La cadena siempre se rompe por el eslabón más débil. Este es el punto fuerte de Guardian Angel. La ventana es segura no solo porque está equipada con mecanismos antirrobo, sino también porque está construida con materiales sólidos, está equipada con vidrios adecuados y está instalada en la pared de nuestra casa de la forma más adecuada. Pero, ¿es realmente así?

Seguro que es segura.

Todas las ventanas fabricadas bajo el programa Guardian Angel se someten a rigurosas pruebas de laboratorio y están certificadas según la norma europea antirrobo EN 1627-30. Además, los fabricantes participan en cursos especiales de formación, que tratan el tema de la "ventana segura" en su totalidad, es decir, incluidos los mecanismos de apertura y cierre, el vidrio, la fijación en la pared y las características constructivas de la ventana. Esto hace que una ventana Guardian Angel sea realmente diferente de todas las demás.

¿Qué hace a Guardian Angel tan especial?

En una ventana verdaderamente segura, todos los componentes deben funcionar juntos de la mejor manera

Puntos de cierre a prueba de ataque

La primera línea de defensa de una ventana contra los ladrones es que no pueda abrirse. Para ello, el herraje Maco prevé un mayor número de puntos de cierre (¡hasta 15!) repartidos por todo el perímetro de la hoja. Cada punto de cierre tiene una forma especial en forma de "seta" que asegura que la pieza no pueda salir de su fijación. Esto garantiza una sujeción verdaderamente excepcional durante un tiempo mucho mayor. 


El vidrio: de ser un punto débil a convertirse en una barrera de seguridad

El vidrio de una ventana es un elemento muy importante tanto en lo que respecta a la seguridad de las personas en caso de rotura, como a la necesidad de garantizar una adecuada resistencia al robo. El vidrio montado en las ventanas "Guardian Angel" está garantizado según la norma UNI 356 en clase P4A. ¿Qué significa? ¡Que es un vidrio tan sólido que puede soportar 3 impactos de un peso de 50 kg lanzado desde una altura de 7,5 metros!


Una perfecta instalación

No basta con que la ventana permanezca cerrada, si el ladrón puede "arrancarla" de la pared. Por esta razón, incluso en la instalación de la ventana hay que seguir muchas pequeñas y grandes precauciones. Por ejemplo, el uso de al menos 16 tornillos para la fijación del marco a la pared, tornillos que deben tener un diámetro mínimo de 7,5 mm; o el uso de anclajes metálicos con un diámetro mínimo de 10 mm insertados al menos 5 cm en la pared. Todas las precauciones son seguidas escrupulosamente por los instaladores de ventanas "Guardian Angel" con la máxima profesionalidad y experiencia. En beneficio de la seguridad de sus hogares.


¿Seguridad? Tenemos la clave

La legislación europea prevé una serie de pruebas reales que las ventanas deben pasar para ser definidas como seguras. Al igual que las impresionantes pero muy valiosas "pruebas de choque" realizadas en nuestros coches, lo mismo ocurre con las ventanas. En los laboratorios correspondientes, se realizan los primeros intentos de deformar las ventanas con ataques llevados a cabo por una máquina que aplica una carga de hasta 300 kg en los puntos débiles. Este procedimiento se repite en todos los puntos especificados por la norma. Posteriormente se simula, con la ayuda de una rueda de 50 kg de peso definida como un cuerpo blando, un verdadero intento de intrusión con simulación de ataque a través de hombros, patadas o similares. Y finalmente pasamos al intento de reventar los famosos puntos débiles con la ayuda de las herramientas más habituales que utilizan los ladrones. La prueba tiene una duración total de 15 minutos: para entrar en la clase de resistencia 2 (RC2) la ventana, durante este tiempo de prueba, debe soportar 3 minutos completos de ataque puro, es decir, el tiempo suficiente para desanimar el intento de ataque de cualquier ladrón. ¿Qué ladrón, después de todo este tiempo, estaría todavía atacando una casa?

Descubre Guardian Angel al detalle

close